Recuerdos de un cadáver que se arrastra I: Cita doble

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Recuerdos de un cadáver que se arrastra I: Cita doble

Mensaje  Phyro el Vie Mar 26, 2010 8:23 pm

"Una larga y profunda nada... Una gran miseria..."
El rugido del dracoleón que montaba me sacó de mis pensamientos. Las mil agujas. Curioso páramo, pensé. Una tierra falta de vegetación y belleza, pero aún así persiste en mi memoria.
Bajé del dracoleón. Justo entonces vi que la banderilla del buzón estaba levantada. Buenas nuevas, supongo. Al abrir cayeron tres cartas. Reconocí la fina y elegante caligrafía de Gala, unos garabatos que supuse que debían ser de Kázack y unas serpenteantes y negras letras con el estampado de la asociación real de boticarios de Entrañas.
Leí primero la carta que más me intrigaba.
"Estimado Phyro:
Recibí tu carta, y, la verdad, las tuyas son noticias preocupantes. Quedamos esta tarde a las 5 para hablar de ello. En Entrañas.
Un abrazo,
Galaën."
Maldita sea. Lo imaginaba.
"Magíster Phyro:
Nos gustaría citarle esta tarde a las 5 en Entrañas para comunicarle unas importantes noticias de Sylvannas. No falte."

Vaya. Cita doble.
Lancé las dos cartas y guardé la de Kaz en mi mochila.
"Seguro que Gala también es llamado para la reunión, puesto que es un mago de gran talento. Incluso superior al mío. Ya hablaremos él y yo más tarde."


El resto lo iré publicando con el tiempo. Recuerdos de vuestro viejo camarada Phyro (Gala, si lo lees, comenta, o te visitaré en tus sueños y te las haré pasar canutas.)


Última edición por Phyro el Miér Nov 24, 2010 9:47 pm, editado 2 veces

Phyro

Cantidad de envíos : 7
Fecha de inscripción : 12/10/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos de un cadáver que se arrastra I: Cita doble

Mensaje  Kázäck el Sáb Mar 27, 2010 8:22 am

Ayyy Phyro cuanto tiempo!!! Sigue escribiendo sigue, que la historia empieza chula^^
avatar
Kázäck
Gran Maestre

Cantidad de envíos : 90
Fecha de inscripción : 30/05/2009
Edad : 21
Localización : Igualada (Barcelona)

Ver perfil de usuario http://hogardeheroes.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Recuerdos de un cadáver que se arrastra II: Anochecer en Entrañas

Mensaje  Phyro el Sáb Mar 27, 2010 2:25 pm

Entré en la pútrida y lúgubre Entrañas, flanqueado por dos abominaciones. Bajamos las escaleras (creo que al llegar al suelo oí una flatulencia a mi derecha) y nos dirigimos a lo largo de un angosto túnel al Apothecarium. Esta vez sí que, indudablemente, resonó una flatulencia por todo el túnel. Sonreí maliciosamente al oír a una de las abominaciones disculparse. Llegamos a la sala del trono de Sylvannas, custodiada por una docena de guardias reales. Un círculo de conocidos me dio la bienvenida mientras las abominaciones se retiraban.
"Cuánto tiempo... La Dama oscura sigue tan bella como siempre..."
Un mago troll se volvió hacía mí y articuló:
- ¡Alé pa Dióh, colega! ¡El viejo Phyro!
Le estreché la mano que me tendía y lo miré a los ojos.
- Sí, casi tres meses. Mucho tiempo. - respondí sarcásticamente.
El troll me miró fijamente, aunque no sabría decir si era porque captó la ironía o por lo siguiente:
- Hah cambiao muxo, tío. Antes no llevabas el cabello asín de lacgo.
Hice una mueca de necedad. Una voz sonó a mi espalda:
- Bueno, pero le favorece más que el cabello tal y como lo llevaba antes.
Me giré hacia el rostro de mi buen amigo Gala y le hice un gesto de saludo con las manos. Él me abrazó.
- Hacía ya más de nueve meses que no nos veíamos en persona. Me alegro de verte.
Separándome de él, repuse:
- Sí, yo también.
La voz de Varimathras resonó por al estancia:
- Atención, por favor. Nos hemos reunido aquí para debatir un tema serio en el que necesitamos la ayuda del Kirin Tor.
El barullo cesó de inmediato. Varimathras prosiguió:
- Hemos recibido noticias preocupantes acerca del movimiento de las tropas de Illidan, en Terrallende. Tenemos razones para creer que está organizando una ofensiva a gran escala contra nuestras tropas de Thrallmar.
- ¡La culpa es de esos perros de la Alianza! - vociferó un mago Sin'Dorei.
Varios gritos se sumaron al suyo, mientras Varimathras pedía silencio.
- ¡Callad! Tenemos que destruir los portales demoníacos de Península.
- ¿Y qué hay de las forjas de maná en Tormenta Abisal? - dije yo.
- Es cierto. - añadió Gala, a mi izquierda - De las forjas de maná extrae el poder demoníaco para fortalecer a sus tropas. Deberían ser nuestro objetivo prioritario.
- Todo a su debido tiempo - lo cortó Sylvannas, que hasta entonces no había articulado palabra - Tened en cuenta que ese hijo de puta de Arthas sigue en Rasganorte, maquinando quién sabe qué. Sin Illidan, el rey Exánime dirigiría su ofensiva hacia nosotros. Tan solo debemos evitar que Illidan envíe parte de sus tropas a Azeroth.
- El Portal Oscuro aguanta bien, por el momento. Pero quién sabe por cuánto tiempo. - añadí.
- Sigues tan tozudo como siempre, mi fiel Phyro. Pero es importante que Arthas esté ocupado hasta que nuestros exploradores lleguen a Rasganorte y establezcan las bases operativas.
- ¿Y si caen nuestras defensas en el Portal Oscuro? - le increpé.
- En ese caso, espero contar contigo como última línea de defensa.
- Ya sabéis que siempre contaréis conmigo, milady. - respondí, poniendo fin a aquella conversación.
- Bien, entonces. Nos complacería ayudaros en todo cuanto esté en nuestra mano. - declaró Gala.
- ¡Ia lo creo! - gritó el mago troll de antes.
- ¡Por supuesto! -gritó otro.
- ¡Sí!
- Pues es hora de movernos. Contamos con la destrucción de los portales demoníacos. - finalizó Varimathras.
El círculo de magos se disolvió. Anochecía fuera de Entrañas. Me acerqué a Gala, y posando la mano sobre su hombro, le dije:
- Respecto a lo de tu carta...
- Sí, respecto a eso. Creo que deberíamos investigar un poco por el Valle Sombraluna, y destruir un par de forjas por Península, si es menester. Y ni una palabra a la Dama oscura.
- No creo que sea necesario. Ya has oído a la Dama. Y Sylvannas es una líder juiciosa e inteligente.
- Bueno, tú tienes la última palabra, chico. Nos veremos en Terrallende.
Nos despedimos mutuamente antes de que Gala desapareciera en un chasquido. Me quedé observando la puesta de sol.
"Parece que se acerca la caída de Illidan. Aunque entonces cabría esperar el asedio de Arthas..."
Me quedé en silencio un rato, mirando el sol ponerse con parsimonia.


Última edición por Phyro el Mar Jul 13, 2010 10:17 pm, editado 1 vez

Phyro

Cantidad de envíos : 7
Fecha de inscripción : 12/10/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Recuerdos de un cadáver que se arrastra III: De vuelta a la desolada Terrallende

Mensaje  Phyro el Miér Jun 30, 2010 1:41 pm

De buena mañana al día siguiente, recorría las tierras devastadas en dirección a la luz verde que emitía el Portal Oscuro.
Estaba inmerso en mis pensamientos.
"No me gusta desobedecer a la Dama Oscura, pero es por el bien de todos. Incluso los mejores líderes cometen errores. Pero, ¿y si soy yo el que se equivoca?"
Atravesé el Portal Oscuro casi sin darme cuenta, aún meditando.
Alcé una mirada meditabunda y contemplé una vez más la batalla sin fin contra los demonios de Illidan frente al portal. Magos invocando agujas de hielo, cazadores disparando flechas envenenadas y guerreros con espadas repletas de sangre. En medio del campo de batalla vislumbré a Gala, como siempre con su singular estilo de lucha. Saltaba continuamente con un semblante de diversión, lanzando llamaradas a diestro y siniestro. Al acercarme a él, un demonio que debía hacer seis veces lo que yo descargó su espada sobre la cabeza de Gala. Cerrando los ojos, me concentré y extendí un brazo. La grotesca espada se frenó en medio del aire.
El demonio, confuso, la alzó para inspeccionarla, y a un rápido movimiento por parte de mi brazo ésta le rebanó el cuello. Gala se giró, advirtiendo el peligro, e hizo saltar por los aires lo que quedaba de él. Cuando se giró, alcé la mano para saludarle. Él me vio y con un chasquido apareció frente a mí.
- Hola de nuevo, Phyro. ¿Cómo vas?
- No me vengas con evasivas, Gala. Me debes una.
- Sabes que me lo habría cargado yo solito.
- Y tú sabes que yo lo digo en broma. - repuse alzando la cabeza mientras le inspeccionaba sus brillantes ojos azules, clavados en mis ojos negros de mirada triste.
- Bueno, ¿estuviste pensando en lo de ayer?
- Sí... destruyamos unas cuantas forjas.
Gala se giró, y ambos aparecimos al otro lado de la oleada de demonios. Gala dio un silbido y un pavo real de su tamaño apareció ofreciéndosele como montura. Yo hice una floritura con mi brazo izquierdo y un caballo esquelético surgido de la nada me ofreció su lomo.
Al apreciar ya una de las forjas desde lejos, nos bajamos de los caballos y nos miramos con seriedad. Gala asintió brevemente. Di un chasquido de dedos y lancé por los aires a los dos demonios menores que vi junto a mí. Gala, al otro lado, mandó a la estratosfera a uno y se volvió hacia el líder de esa chusma, sentado en una gran máquina provista de sierras.
Pensé que él ya podría con él y me dediqué a liquidar a sus esbirros. Al oír una sierra activándose me volví a tiempo para ver como más demonios emergían de la forja frente a su jefe. Busqué a Gala con la mirada y lo vi, invisible para todos los demás conjurando algo en latín que no oí claramente.
Un inmenso estallido acabó inmediatamente con la forja, los esbirros y el jefe de un plumazo. Una vez el humo desapareció, Gala se me acercó sonriente. Yo le miré con indiferencia y busqué entre los escombros. Hallé una placa con una inscripción en demoníaco. Chasqué los dedos y las letras cambiaron para rezar en renegado: "Campamento Forja: Ira." Lancé la placa metálica y Gala me miró arqueando una ceja.
- Campamento Forja: Ira. - le dije volviendo la mirada.
Con un chasquido aparecí frente a la forja que había visto al otro lado del desfiladero y una avalancha de demonios se abalanzó sobre mí.
El Phyro humano se defendía como podía de una horda necrófagos. Unas afiladas garras le arañaron la piel.
Alcé el bastón murmurando el conjuro:
"Explosionis oleo!"
Clavé el bastón en el suelo y una ola de llamas que salió de éste los barrió del mapa. Miré la forja sin nadie a mi alrededor y leí un mensaje en mi lengua que me heló la sangre:
"Enemigo del poderoso Kil'Jaeden, Phyro el blasfemo, el señor apocalíptico Kázzak os espera a ti y a tus cobardes compañeros en el trono de su señor para ajustar cuentas. Tu ausencia implicará tu muerte."
La voz de Gala me rescató de mis profundos pensamientos:
- ¿Otra vez en renegado?
Gala chascó los dedos y leyó el mensaje con el semblante muy serio. Se giró hacia mí y dijo:
- Pues ya sabes qué hay que hacer.

(Continuará cuando vuelva a tener ganas de seguir. ¡Espero que hayas leído esto, Gala...!)


Última edición por Phyro el Dom Jul 04, 2010 11:56 pm, editado 2 veces

Phyro

Cantidad de envíos : 7
Fecha de inscripción : 12/10/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos de un cadáver que se arrastra I: Cita doble

Mensaje  orris el Vie Jul 02, 2010 3:31 pm

Muy bien maese Phyro cuenta con mi acha para callar a ese tal Kill`llaeden..

PD: me encanta que estes de nuevo aqui.
avatar
orris

Cantidad de envíos : 74
Fecha de inscripción : 02/06/2009
Localización : planeta tierra

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos de un cadáver que se arrastra I: Cita doble

Mensaje  Galaën el Sáb Jul 03, 2010 9:56 am

He leído esto, y sinceramente, me encanta volverte a ver por aquí *.* Ya tenía ganas de ver una de esas caras viejas (es un deciiiiiiiiir... ^^), que eso siempre gusta Smile

Venga, nos vemos!

P.D. No pares de escribir, me tienes enganchado xD Y he de admitir que si bien no me has perfilado a la perfección, es porque yo me permití libertades en cuanto al rol de Gala... porque tú has clisado a un elfo de sangre. A veces Gala debería ser un poco chulón, sí. xD
avatar
Galaën

Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 31/05/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

GALA!!!

Mensaje  Phyro el Dom Jul 04, 2010 11:52 pm

Galaen, por fin! Cuánto tiempo. Quiero preguntarte tantas cosas.... me alegro de verte. Sí, sé que no te he plasmado a la perfección, pero mis recuerdos de ti son un poco borrosos. Aún así, haré lo que pueda, tío.
Espero volverte a ver conectado para charlar contigo. Un abrazo.
Orris, muchas gracias. Seguiré en ello... y sin duda tú me acompañarás en la batalla contra Kil'Jaeden. Un abrazo a ti también Smile

Phyro

Cantidad de envíos : 7
Fecha de inscripción : 12/10/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Recuerdos de un cadáver que se arrastra IV: Hogar De Héroes

Mensaje  Phyro el Mar Jul 13, 2010 10:28 pm

Escudriñé con la mirada el círculo de gente que me rodeaba. Rostros conocidos y algunos nuevos, y eché en falta algún que otro rostro.
Reconocí a mi viejo amigo Orris, con la mirada clavada en mí, a quién dediqué un breve gesto con la mano.
Pidiendo silencio, comencé:
- Hermanos de Hogar De Héroes, os he llamado porque el poderoso Kil'Jaeden nos ha retado a mí y a mis compañeros... es decir, a la mayoría de vosotros.
- ¿Y a qué estamos esperando? - contestó Orris dando un paso al frente.
Mis hermanos comenzaron a hablar entre ellos. Pedí silencio de nuevo y proseguí:
- Kil'Jaeden es uno de los demonios más poderosos que existen. Es un adversario muy a tener en cuenta. Lamentablemente, elegiré solo a unos cuantos de vosotros para que me acompañen.
"Y ni aún así... Kil'Jeaden es extramademente poderoso. Es un completo suicidio incluso con veinticinco como yo. Pero no quedaré como un cobarde."
Los miembros de Hogar de Héroes, expectantes, esperaron impacientes a que dijera el nombre de los elegidos. Yo simplemente añadí:
- Os lo comunicaré yo mismo por carta cuando sea el momento. Hasta entonces.
Salí de la sala entre gritos de protesta.

Phyro

Cantidad de envíos : 7
Fecha de inscripción : 12/10/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuerdos de un cadáver que se arrastra I: Cita doble

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.